Alergias: Sobreviviendo a los cambios constantes de temperatura June 08 2019, 0 Comments

Durante los últimos meses hemos experimentado cómo las temperaturas han variado drásticamente sintiendo los efectos colaterales en nuestra salud. ¿Qué hacer para disminuir los síntomas de las enfermedades respiratorias?

 

Los cambios bruscos de temperatura hace que la salud de los miembros de la familia, en especial los más pequeños y los adultos mayores, se vea afectada por alergias o cualquier enfermedad que dificulte la respiración, trayendo como consecuencia fiebre, dolor osteomuscular, congestión y secreción nasal, irritación en la garganta, estornudos, malestar general y mucho más.

 

 

Pero ¿por qué el cuerpo humano reacciona así?

 

Al conseguirnos con temperaturas muy bajas, nuestro cuerpo responde con un proceso denominado vasoconstricción, una disminución en el tamaño de los vasos sanguíneos ante la inflamación de los tejidos que lo componen. Cuando ocurre en las fosas nasales, la respuesta es la generación de fluidos nasales (mocos) la cual es mayor ante la incapacidad del sistema inmunológico para eliminar los virus en el ambiente. Recordemos que la función principal de la mucosa nasal es filtrar y limpiar el aire de polvo, gérmenes, alérgenos y cualquier otro irritante que nos pueda afectar.



Sirena System - Alergia, malestar general, tos, fiebre

Un elemento que se suma al efecto negativo de las bajas temperaturas en nuestra salud es la permanencia en lugares cerrados. En estos, elementos como la humedad, moho y hongos pasan desapercibidos como detonantes de afecciones respiratorias y contribuyen al deterioro de la salud de las personas más vulnerables en el hogar, quienes según la doctora Gemma Ramón[1], son las personas mayores a 65 años, los menores de 5 años y aquellas que sufren enfermedades de tipo crónico.

 


[1] Los cambios bruscos de temperatura ocasionan cinco de cada diez visitas a urgencias

 

¿Qué podemos hacer para contrarrestar los efectos de la variación de temperaturas en nuestro cuerpo?

Sabemos que es casi imposible evitar los alérgenos donde nos encontremos porque ellos viajan en el aire, en nuestra ropa, en el calzado, incluso están reposando en cualquier superficie de las habitaciones donde nos encontremos. Sin embargo, puedes tomar en cuenta las siguientes recomendaciones para disminuir los síntomas de las alergias, catarros, rinitis o cualquier enfermedad respiratoria en tu organismo.

Según la doctora Ramón, debes evitar llevar ropa apretada pues los vasos sanguíneos están inflamados y sería más difícil mantener una circulación adecuada. Igualmente, recomienda ventilar bien tu hogar o la habitación donde te encuentres durante diez minutos, dos veces al día. Así mismo, te recomendamos las siguientes pautas para aliviar tu malestar:


• Bebe abundante líquido para contribuir a la expulsión de los fluidos nasales;
• Utiliza un humificador para controlar la humedad dentro de la habitación donde te encuentres y así, despejar tus vías respiratorias. Si lo usas junto a aceites, como el eucalipto, los resultados serán más notables;
• Al acostarte, evita que la cabeza esté al mismo nivel que el cuerpo, pues la congestión empeora en esta posición. Ayúdate con una almohada o cojín;
• Recurrir al lavado o inhalaciones con soluciones salinas que sirven para descongestionar la mucosa y para tu higiene nasal;
• Y por último, pero no menos importante, visita a tu médico para descartar cualquier irregularidad dentro de tu estructura nasal. De igual manera, evita el abuso de medicamentos auto recetados.

Humidificador para mejorar los síntomas de la alergia - Sirena System

Saber qué hacer durante la crisis alérgica es muy importante pero también lo es, reconocer cuáles son las prácticas que debemos mantener en nuestro hogar para evitar en lo posible, nuevos detonantes de dichas afecciones respiratorias. En este apartado, la protagonista será la limpieza que realicemos en nuestros hogares o en los espacios donde pasamos mayor tiempo.

• Está finalizando la primavera, aun así, los niveles de polen siguen siendo muy altos. Por ello, evita abrir las ventanas a tempranas horas de la mañana y al atardecer, pues son las horas de mayor polinización. (Si vives en España, consulta los niveles de polen según tu región aquí)

• Si sufres alergia a los ácaros del polvo: utiliza cobertores a prueba de polvo, aspira semanalmente tus colchones con productos que te garanticen una limpieza profunda -como Sirena-, lava tus sábanas con agua caliente pues los ácaros resisten al agua tibia;

• Si te acompaña en casa alguna mascota: aspira regularmente su pelaje con productos que no lo lastimen, limpia constantemente su sitio de reposo, no le permitas la entrada a tu dormitorio, desinfecta el aire de tu hogar frecuentemente.


Aunque no lo parezca, siempre habrá elementos que alteren el funcionamiento normal de nuestro organismo, como el cambio brusco de temperaturas que estamos experimentando actualmente. Sin embargo, hay herramientas y prácticas que podemos adoptar para disminuir los síntomas en nuestra salud. Solo queda aprenderlas y aplicarlas.